miércoles, 9 de febrero de 2011

El comienzo de Sheepy



Luego de mucho tiempo pensando e investigando he decidido arriesgarme con nombre propio.
Sheepy nació de un sueño muy extraño que tuve y que me obsesionó durante 2 semanas, hasta el momento que cree la imagen la pequeña oveja no desaparecia, y ahora ya quedo plasmada en papel para descansar.
Estoy segura de que este pequeño negocio traera buenos resultados, no inmediatos pero satisfactorios.